Asimismo, el regulador europeo indicó que no hay vínculos entre la vacunación con esta inyección y los casos registrados de muertes tras recibirla.

La vacuna desarrollada por el laboratorio alemán BioNTech y el estadounidense Pfizer contra el coronavirus, llamada Comirnaty, no está relacionada con las muertes de personas que habían recibido la inyección y no presenta ningún efecto secundario nuevo, concluyó la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) este viernes (29.01.2021).

El regulador europeo «concluyó que los datos no mostraron un vínculo entre la vacunación con Comirnaty» y los casos registrados de muertes «no plantean un problema de seguridad».

Algunos países, entre ellos Noruega, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Suecia, reportaron la muerte de personas que habían recibido la inyección de BioNTech/Pfizer, pero no se ha establecido ninguna relación con la vacuna.

Sin efectos secundarios nuevos, EMA sigue recomendando la vacuna

La EMA concluyó que los datos recabados «coinciden con la información que se relaciona a la seguridad de la vacuna», que ya existía, y que «no se ha identificado ningún otro efecto secundario».

Sin embargo, se han registrado reacciones alérgicas esporádicas graves que no van más allá de las que se habían previsto como efecto secundario, indicó la agencia con sede en Ámsterdam.

«Las ventajas (de la vacuna) en la prevención de COVID-19 siguen siendo superiores a cualquier riesgo y no hay ningún cambio de recomendación en su uso», señaló la EMA.

La EMA ha aprobado hasta ahora dos vacunas: la de BioNTech/Pfizer y la del laboratorio estadounidense Moderna.
Fuente: dw.com