Valentín Domínguez, más conocido como el “Abogado Leopardo”, por sus llamativos trajes, fue detenido y en las próximas horas será imputado, según adelantó el fiscal de la causa.El abogado Venancio Valentín Domínguez Morel, de 33 años, fue detenido en la tarde del domingo, junto con cuatro presuntos cómplices en un operativo realizado en la zona baja del Bañado Tacumbú de Asunción. La denuncia realizada refiere que el hombre hizo disparos al aire.El “Abogado Leopardo” se encontraba en compañía de Matías Emanuel Ojeda, de 18 años, Alfredo Cubilla, 25 años, Sergio Francia, 20 años y Ángel Daniel Pérez, de 34 años, quien tiene antecedentes por robo agravado, coacción sexual y robo además de homicidio doloso. Todos ellos fueron igualmente detenidos.Dentro de la camioneta de Domínguez se halló un fusil M4, calibre 5.56, considerada arma de guerra, es decir que solamente pueden ser utilizadas por las fuerzas de seguridad, no así por los civiles, también encontraron 18 cartuchos sin percutir, una pistola HS calibre 9 milímetros y un revolver marca rubí calibre 38 y otro revólver largo marca doberman calibre 22, según reportan desde C9N.Por su parte, el polémico abogado, negó que las mencionadas armas se encontraban dentro de su vehículo. “Supuestamente los agentes policiales encontraron eso en la vía pública, ni siquiera encontraron por mí”, aseguró Domínguez en declaraciones a la prensa.Al ser consultado por el fusil, afirmó que esa arma estaba en la vía pública, “de mi persona estaba como a dos metros por ahí”, indicó.Agregó que la única arma que posee, es legal y se trata de una pistola glock, la cual, según el ahora detenido, desapareció durante el procedimiento.“Como por arte de magia esa arma desapareció, de las demás armas desconozco su procedencia, yo no soy ningún delincuente no tengo ningún antecedente, nunca fui procesado y no entiendo por qué hay un aparatoso operativo siendo que nosotros, al menos yo nunca me resistí, es mentira, siempre colaboré”, alegó.Aseguró que porta armas porque es una persona que recibe muchas amenazas de muertes y además se encuentra en la zona roja del Bañado Tacumbú y “todo el mundo anda armado ahí”.Finalmente, se declaró inocente. “El daño que me están ocasionando es enorme y también a mis hijos”, sentenció.Por su parte, fiscal Marcelo Pecci, adelantó que “si habrá imputación” y que actuarán con toda la objetividad y firmeza en el caso.Más detalles abajo: