miércoles, 2 de octubre de 2019

Dengue: cuidarse de las picaduras de mosquitos e hidratarse

El Dr. Hernán Rodríguez, mencionó que en estas temporadas comienzan las características climáticas, calor y lluvia, que hace se acumule agua “que puede convertirse en criaderos de mosquitos, insectos transmisores del dengue”. Las estimaciones de los epidemiólogos, existe alto riesgo que se produzca una epidemia, así como fue en el 2013 -2014. En lo que va del año se registraron más de 600 casos confirmados, de los cuales 9 fallecieron. El serotipo de mayor circulación fue el tipo cuatro.

Que tengamos una epidemia y “que esta predicción se cumpla, dependerá en gran medida, de los habitantes”, como es sabido se debe combatir no solamente en nuestra casa, sino buscar criaderos en el barrio. En circulación “hay cuatro serotipos de dengue y cualquiera de ellos tiene el mismo riesgo de producir la enfermedad y producir los cuadros graves”. El Dr. Rodríguez aclaró que “estadísticamente las personas que ya tuvieron dengue y vuelven a contagiarse con otro serotipo, incrementan el riesgo de desarrollar el dengue grave”. Hablar de dengue hemorrágico confunde bastante y es preferible evitar. “La gente cree que para que sea grave debe haber sangrado o hemorragia, y no es así. La mayoría de casos graves no sangran”.

EL galeno recordó que “los cuadros se presentan con una presencia brusca: de fiebre, dolores de cabeza, musculares, articulares, etc. Estos síntomas pueden durar 4 días, luego pasa a la fase crítica, donde las personas complican su cuadro”. Son signos de alarma “el dolor de panza, de barriga, náuseas, vómitos, sangrado y el estado de decaimiento extremo”, así hay que acudir al hospital. Afirmó que el tratamiento más importante para hacer frente al dengue “es la hidratación”. Debe ingerir una cantidad importante de líquido, dos o más litros por día. Si devuelve va al Centro asistencial y se lo hidrata por vena. La mayor parte de las personas que se infectan con el virus del dengue, no se enferman. Pero pueden transmitir a través de las picaduras de mosquitos. Es recomendable usar repelentes y evitar las picaduras.