martes, 4 de junio de 2019

Rechazan posible traslado de los restos de Cura Brochero a su ciudad natal


La intención del concejo municipal de Villa Santa Rosa del Río Primero (Córdoba), de trasladar los restos del Santo Cura Brochero a esta localidad argentina ha recibido el rechazo de obispos y sacerdotes, pues aseguran que se cumplió con el deseo del santo de descansar donde realizó su labor pastoral.


El 27 de mayo, este concejo municipal solicitó que los restos del santo, que descansan en el Santuario Nuestra Señora del Tránsito y Santo Cura Brochero, en Villa Cura Brochero, sean trasladados a Villa Santa Rosa del Río Primero, ubicada a unos 250 kilómetros de distancia.

La ordenanza se sustenta en la “voluntad” que habría manifestado el Cura Brochero de descansar tras su muerte en Río Primero, lugar donde nació y vivió los primeros años de su vida. 

Tras conocerse la decisión, el Arzobispo de Córdoba, Mons. Carlos José Ñañez, expresó su “total desacuerdo con dicha propuesta”.

“Es clarísima la voluntad de San José Gabriel de quedarse definitivamente en la Villa del Tránsito, hoy Villa Cura Brochero. Nos toca a nosotros respetar su íntimo deseo”, agregó.

“He podido pispear que viviré siempre en el corazón de la zona occidental, puesto que la vida de los muertos está en el recuerdo de los vivos", “aquí he gastado los mejores años de mi vida”, “he resuelto quedarme definitivamente en el Tránsito”, fueron las frases de Santo Cura Brochero que recopiló la CEA en el libro "Cartas y Sermones".

El Obispo de Cruz del Eje, Mons. Ricardo Araya, y el Consejo Presbiteral también se pronunciaron en contra de la iniciativa y afirmaron que “por opción pastoral, San José Gabriel del Rosario, se hizo serrano entre los serranos”.

“Por gracia de Dios y por generosidad del cura santo, vivimos con alegría en la tierra de la Casa de Ejercicios y el Colegio del Tránsito, de las iglesias y caminos brocherianos, de la promesa del tren nunca cumplida; la tierra donde el cura optó por los necesitados: pobres, enfermos y pecadores”, expresaron. 

En tanto, el vicario judicial de la Arquidiócesis de Córdoba, P. Dante Simón, sostuvo a Cadena 3 que el testamento de Santo Brochero fue “ejecutado debidamente en presencia de su hermana, que es la heredera más cercana que había en su momento, y frente a escribano público”.

“En el escrito de la ordenanza no logro entender que haya una fuerte piedad por este santo de la Iglesia, supongo que habrán tenido en cuenta que esto tiene relación con el derecho internacional, porque el Estado argentino reconoce a la legislación canónica como una legislación propia de las Iglesia Católica”, agregó el P. Simón.

El sacerdote precisó que “el canon 1190, parágrafo 2, dice que las reliquias insignes como aquellas otras que gozan de gran veneración del pueblo no pueden, en modo alguno, enajenarse válidamente y trasladarse a perpetuidad sin licencia de la Santa Sede”.

En ese sentido, el P. Simón dijo no tener conocimiento de que se haya autorizado desde la Santa Sede.
Fuente: aciprensa.com