jueves, 27 de junio de 2019

Corea del Norte acusa al Sur de "inmiscuirse" en las negociaciones con EEUU

Corea del Norte reclamó este jueves a Seúl que deje de "inmiscuirse" en sus negociaciones sobre el tema nuclear con Washington, y desmintió que exista un diálogo intercoreano anunciado la víspera por el presidente surcoreano Moon Jae-in.

"Es lo contrario, en realidad", declaró el alto responsable del ministerio norcoreano de Relaciones Exteriores, Kown Jong Gun, en un comunicado difundido por la agencia oficial KCNA.

"Sería mejor que las autoridades surcoreanas se ocuparan de sus asuntos", añadió, dirigiéndose a su vecino del Sur, que se prepara para recibir una visita al presidente estadounidense Donald Trump.

Las negociaciones sobre la cuestión nuclear entre Corea del Norte y Estados Unidos están en punto muerto desde el fracaso de la segunda cumbre entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong Un, en febrero en Hanói.

En esa ocasión, no lograron alcanzar un acuerdo sobre un alivio de las sanciones internacionales a Corea del Norte y las medidas que Pyongyang debería tomar en contrapartida. Los contactos bilaterales quedaron muy limitados desde entonces.

Sin embargo, el presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien desempeñó un papel crucial el año pasado en la distensión lograda en la península de Corea, aseguró el miércoles que la eventual celebración de una tercera cumbre entre Trump y Kim es objeto de "negociaciones" entre Washington y Pyongyang.

- "Como un loro" -

"También existe un diálogo entre el Sur y el Norte a través de diferentes canales", dijo en las respuestas escritas a una serie de preguntas planteadas por varios medios.

Pero Kwon, que es director general del departamento de relaciones estadounidenses en el ministerio norcoreano, desmintió la existencia de "diversas formas de intercambios y de reuniones a puerta cerrada" entre el Norte y el Sur.

El responsable denunció la actitud de Corea del Sur, afirmando que busca tener un papel que no tiene como "mediador".

El diálogo entre Pyongyang y Washington "no se reanudará solo", continuó, y precisó que si el Norte desea entrar en contacto con Washington, puede hacerlo a través del "canal de comunicación ya existente".

"Las autoridades surcoreanas no tienen razón alguna para inmiscuirse", advirtió.

Moon se reunió en tres ocasiones con Kim el año pasado. Incluso en otoño se planteó que este último viajase a Seúl.

Pero Pyongyang no cesó de criticar al Sur desde el fracaso de Hanói, lo que no impidió que Seúl destinara ocho millones de dólares de ayuda alimentaria para el Norte.

Washington y Pyongyang se acusaron mutuamente del fracaso de la cumbre de Hanói. Desde entonces, el Norte acusó a Estados Unidos de "mala fe" y le dio de plazo hasta final del año para cambiar de estrategia.

En el comunicado, el responsable norcoreano recuerda a Washington que "no queda mucho tiempo" hasta esta fecha límite.

"Estados Unidos habla sin cesar de una reanudación del diálogo, como un loro, sin presentar propuestas realistas que cumplan plenamente con los intereses de ambas partes", lamentó Kwon.

Si bien el Norte no respondió a las propuestas estadounidenses de retomar las conversaciones, Kim y Trump mantuvieron una correspondencia por escrito.

El domingo, KCNA afirmó que Kim había recibido de Trump una misiva con un contenido "excelente". Unos días antes, este último indicó que había recibido una carta "magnífica" y "muy amistosa" de Kim Jong Un.

La carta del presidente estadounidense era la duodécima entre ambos desde inicios de 2018, según el ministro surcoreano de la Unificación, Kim Yeon-chul. Kim Jong Un escribió ocho y Donald Trump cuatro.

La visita de Trump a Seúl tras el G20 de Osaka ha hecho pensar que podría darse una cumbre tripartita con Kim y Moon. Pero el presidente estadounidense indicó que no se reuniría con Kim Jong Un.
Fuente: AFP