martes, 16 de abril de 2019

Papa Francisco reza por la Iglesia en París tras el incendio de la Catedral Notre Dame

El Papa Francisco expresó su cercanía a Francia ante el terrible incendio de la Catedral de Notre Dame de París ocurrido el lunes 15 de abril.

En un mensaje enviado este 16 de abril al Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, el Santo Padre escribió que, tras el incendio que devastó gran parte de la Catedral de Notre Dame, se une “a su tristeza, así como con la de los fieles de su diócesis, los habitantes de París y todos los franceses”. “En estos días Santos, donde recordamos la Pasión de Jesús, su muerte y su Resurrección, les aseguro mi cercanía espiritual y mi oración”, destacó el Papa.

También, el Pontífice reconoció que este desastre dañó seriamente un edificio histórico, pero además afirmó: “Me doy cuenta de que también ha afectado un símbolo nacional muy querido en los corazones de los parisinos y franceses en la diversidad de sus creencias” porque, explicó el Papa, Notre Dame “es la joya arquitectónica de una memoria colectiva, el lugar de reunión de muchos eventos importantes, el testimonio de la fe y la oración de los católicos en la ciudad”.

Al mismo tiempo, el Santo Padre destacó la valentía y el trabajo de los bomberos que intervinieron para apagar el fuego” y deseó que la Catedral Notre Dame “pueda volver a convertirse, gracias a las obras de reconstrucción y la movilización de todos, en esta hermosa joya en el corazón de la ciudad, un signo de la fe de quienes la construyeron, iglesia madre de su diócesis, un patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”.

Al finalizar su mensaje, el Papa impartió la bendición apostólica con esperanza a los obispos de Francia y los fieles de su diócesis, e invocó la bendición de Dios sobre los habitantes de París y de todos los franceses.

Por su parte, el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, escribió en su cuenta de Twitter en la mañana de este 16 de abril que el Santo Padre reza “por los católicos franceses y por la población parisina” conmocionados por el terrible incendio que arrasó con la Catedral Notre Dame en París.

En esta línea, el Papa “asegura sus oraciones por todos aquellos que intentan enfrentar esta dramática situación”, indicó.

El día anterior por la noche, Alessandro Gisotti había señalado que “la Santa Sede ha recibido con conmoción y tristeza la noticia del terrible incendio che ha devastado la Catedral de Notre Dame, símbolo de la cristiandad en Francia y en el mundo”.

“Expresamos la cercanía a los católicos franceses y a la población de París y aseguramos nuestras oraciones por los bomberos y cuantos hacen lo posible por hacer frente a esta dramática situación”, afirmó.
Fuente: aciprensa.com