lunes, 15 de abril de 2019

La UE adopta el mandato de negociación comercial con EEUU, pese al rechazo de Francia

Los países de la Unión Europea (UE) aprobaron este lunes el mandato que les permitirá negociar un acuerdo comercial con Estados Unidos, pese al rechazo de Francia.

La Comisión Europea podrá iniciar la negociación con Estados Unidos, que para los europeos se limita a bienes industriales, salvo vehículos, mientras que Washington aboga por incluir la agricultura en las discusiones.

Ahora me pondré en contacto con nuestros socios estadounidenses con el fin de organizar una fecha para la primera ronda [de negociaciones] lo antes posible", indicó en rueda de prensa la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström.

El mandato de negociación se adoptó durante una reunión de ministros europeos en Luxemburgo, pese al voto en contra de Francia y la abstención de Bélgica, cuyo gobierno está en funciones, según fuentes europeas.

"Francia será posiblemente el único en votar en contra", advirtió el jueves el Elíseo, recordando la negativa del presidente francés, Emmanuel Macron, de llegar a acuerdos con un país no signatario del Acuerdo de París sobre clima.

La UE y Estados Unidos se esfuerzan desde hace ocho meses en materializar una frágil tregua comercial, anunciada en julio de 2018, tras una reunión del presidente estadounidense, Donald Trump, con el de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

Desde entonces el mandatario estadounidense aumentó la presión sobre los europeos, amenazándolos en varias ocasiones con aumentar los aranceles a sus automóviles si las negociaciones no avanzan.

Pese a la presión de Alemania, preocupada por nuevos aranceles a este sector clave, Francia había bloqueado el proceso, ante el temor de ver reaparecer la contestación contra la negociación del impopular tratado de libre comercio TTIP.

El mandato de negociación de la Comisión menciona en este sentido que las negociaciones de este vasto acuerdo comercial entre la UE y Estados Unidos, suspendidas en 2016, son "obsoletas".

A petición de Francia, durante las negociaciones, se realizará un estudio de impacto medioambiental para garantizar que el acuerdo con Washington respeta el Acuerdo de París.
Fuente: AFP