lunes, 4 de febrero de 2019

El Papa alienta a obispos italianos en su lucha por la defensa de la vida

El Papa Francisco respaldó los esfuerzos realizados por los obispos italianos para defender la vida en todas sus fases desde la concepción hasta la muerte natural.

Al finalizar el rezo del Ángelus este domingo 3 de febrero, el Santo Padre recordó que “hoy se celebra en Italia la Jornada por la vida, que tiene por tema ‘Es vida, es futuro’”.
El Pontífice aseguró que “se hace cada vez más necesario un compromiso concreto para favorecer los nacimientos, que implique a las instituciones y a las diferentes realidades culturales y sociales, reconociendo la familia como centro generativo de la sociedad”.

Francisco expresó públicamente, desde la ventana del apartamento pontificio del Palacio Apostólico del Vaticano, que se une al Mensaje de los Obispos con motivo de esta jornada, en el que los prelados italianos expresan que “cada vez es más necesario un pacto por la natalidad que implique a todas las fuerzas culturales y políticas”.
También señalan que “para abrir el futuro, estamos llamados a acoger la vida antes y después del nacimiento, en toda condición y circunstancia durante la cual es débil y se encuentra amenazada y necesitada de los más esencial”.
Finalmente, el Papa Francisco expresó “mi aliento a las comunidades eclesiales que, de tantos modos, promueven el apoyo a la vida”.
Por otro lado, el sábado 2 de febrero el Papa recibió en audiencia en el Vaticano al Movimiento por la Vida. En su discurso, Francisco afirmó que “extinguir la vida voluntariamente mientras está floreciendo es, en cualquier caso, una traición a nuestra vocación, así como al pacto que une a las generaciones, pacto que nos permite mirar hacia adelante con esperanza”.

El Pontífice resaltó que “donde hay vida, hay esperanza. Pero si la vida misma es violada cuando surge, lo que queda ya no es el recibimiento agradecido y asombrado del regalo, sino un cálculo frío de lo que tenemos y de lo que podemos disponer”.
Además, recordó que “los concebidos son hijos de toda la sociedad, y su asesinato en un número enorme, con la aprobación de los Estados, constituye un grave problema que socava en su base la construcción de la justicia, comprometiendo la solución adecuada de cualquier otra cuestión humana y social”.
“Cuidar de la vida requiere que se haga durante toda la vida y hasta el final. Y también requiere que se preste atención a las condiciones de vida: salud, educación, oportunidades de trabajo, etc. En resumen, todo lo que permite a una persona vivir de manera digna”, subrayó. Fuente: aciprensa.com