jueves, 17 de enero de 2019

Obispos recuerdan a padres su deber de acompañar la formación de los hijos

La Conferencia Episcopal de República Dominicana (CED) recordó a los padres de familia su papel en la formación de los hijos, iluminándolos con su experiencia para que tomen las mejores decisiones.

“Los padres juegan un rol muy importante en el discernimiento vocacional, constituyendo un factor primordial y decisivo en la vida de sus hijos. La familia es fundamental, pues los padres acompañan, orientan, guían, transmiten valores y creencias, y los educan a sus hijos en la fe”, afirmó el Episcopado en su carta pastoral “Escuchar y acompañar a los jóvenes en un proceso de discernimiento”.

En ese sentido, indicó que “las experiencias de vida de los padres iluminan a los jóvenes para tomar las mejores decisiones, ya que confían en ellos y reconocen que buscan su bien”.

Asimismo, invitó a colaborar en este proceso a “los sacerdotes, religiosos y religiosas, educadores, catequistas, líderes y coordinadores de grupos y movimientos apostólicos”.

Los obispos hicieron este llamado porque, en el caso de la violencia, es “un fenómeno multicausal que se manifiesta en el propio hogar del joven, en la escuela y el barrio, así como en el uso inadecuado de medios de comunicación y redes sociales, entre otros”.

“Si los niños y jóvenes se desarrollan en un ambiente de violencia familiar, cuando sean adultos, con mayor probabilidad, replicarán ese modelo. A esto se añade la creciente desigualdad y exclusión, la corrupción, el tráfico de drogas, la sexualidad desordenada que lleva a un grave deterioro moral y la ausencia de adhesión a valores humanos y cristianos, como factores determinantes que merecen una especial atención”, advirtieron.

Asimismo, la CED pidió a los jóvenes y a las familias perdón por el antitestimonio “de algunos miembros de nuestra Iglesia”, y pidieron que las debilidades de estas personas no les desanimen. “Que la fragilidad y los pecados no sean la causa de perder su confianza. La Iglesia es su madre, no les abandona y está dispuesta a acompañarlos por caminos nuevos”, expresó.

En la carta pastoral los obispos también llamaron a los jóvenes a mostrar interés por “la construcción de un porvenir colectivo de paz, de dignidad y de libertad democrática”.

El Episcopado reiteró la confianza de la Iglesia en los jóvenes. “Ante la incertidumbre en la fe y en la toma de decisión por una opción de vida, queremos ofrecerles a los jóvenes las herramientas necesarias para que puedan descubrir su auténtica vocación y así alcanzar su realización personal”.

“En este proceso proponemos tres pasos fundamentales: escuchar, discernir y acompañar; un joven no puede alcanzar lo que aspira si no tiene quien le escuche, quien reflexione con él y quien le acompañe en su camino, por eso los adultos y las instituciones educativas, sociales, políticas y religiosas deben poner la atención necesaria a este segmento de la población dominicana que son el presente y el futuro de la Iglesia y de la sociedad”, señaló.

En ese sentido, los obispos se comprometieron, entre otras cosas, “a desarrollar un amplio, serio y adecuado camino formativo de asesores y líderes juveniles que acompañen a otros jóvenes en el proceso de crecimiento de su fe”.

Asimismo, a seguir apoyando “las instancias que trabajan en la preparación al matrimonio, de forma que les aporten a los jóvenes los elementos necesarios para recibirlo en buena disposición y logren formar familias cristianas”.

“Queridos jóvenes, queremos expresarles nuestro propósito firme de escucharles, de discernir con ustedes, de acompañarlos en su camino personal y comunitario, así como en su fe en Jesucristo y a la vocación a la cual han sido llamados por el Señor”, expresó la CED.
Fuente: aciprensa.com