miércoles, 16 de enero de 2019

Lavrov: Rusia está dispuesta a trabajar con EEUU para "salvar" el tratado nuclear INF

Rusia está dispuesto a trabajar para "salvar" el tratado sobre armas nucleares de alcance intermedio (INF, Intermediate-Range Nuclear Forces Treaty) concluido durante la Guerra Fría, del que Washington amenazó con retirarse, declaró el miércoles el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov.

"Estamos como siempre listos para trabajar por salvar el tratado", declaró en conferencia de prensa anual, llamando a los países europeos a apoyar a Moscú en las negociaciones.

"Espero que los países europeos, que quizás tienen más intereses en esto que cualquier otro, hagan lo necesario para no quedarse pegados a la posición estadounidense (...) e intenten obligar a Washington a que tenga una posición más responsable", añadió.

El martes, las delegaciones de Rusia y de Estados Unidos se reunieron en Ginebra para hablar sobre el tratado INF, pero no lograron acordarse.

Washington acusa a Moscú de violar este tratado de la Guerra Fría y dio un plazo de 60 días a principios de diciembre para que Rusia se conforme a sus obligaciones.

Al término de la reunión de Ginebra, el viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Riabkov, acusó a Estados Unidos de ser "completamente" responsables de una eventual ruptura del tratado, agregando que Rusia hace propuestas para evitarlo.

"Aprovechamos las consultas para proponer a la parte estadounidense una serie de medidas concretas sobre los misiles 9M729 que permitirían alejar toda sospecha de no conformidad con este tratado", declaró Riabkov citado por la prensa rusa.

Según la OTAN y Estados Unidos es este nuevo sistema de misiles que no se conforma al tratado INF.

El tratado INF fue firmado en 1987 por el último dirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y el presidente estadounidense de entonces, Ronald Reagan.
El tratado, que suprime el uso de toda una serie de misiles de entre 500 y 5.000 km de alcance, había acabado con la crisis desatada en los años 1980 por el despliegue de los SS-20 soviéticos con ojivas nucleares en Europa oriental, y misiles estadounidenses Pershing en Europa occidental.
Fuente: AFP