miércoles, 23 de enero de 2019

Bruselas llama a ser vigilantes con el sistema de "visados dorados"

La Comisión Europea publicará este miércoles un documento sobre los "visados dorados" en el que llama a ser vigilantes sobre los riesgos de este controvertido sistema con el que países del bloque otorgan la ciudadanía o la residencia a grandes inversores.

Estos sistemas plantean riesgos a la Unión Europea (UE) y sus miembros "en términos de seguridad, blanqueo de dinero, corrupción, elusión de las normas de la UE y evasión fiscal", dijo un alto funcionario comunitario.

Bruselas tiene previsto invitar a los países a ser más vigilantes sobre a quién otorgan la ciudadanía o la residencia y ser también más transparente sobre cómo las otorgan, después de las críticas de oenegés y varios escándalos.

Las oenegés Transparency International y Global Witness apuntaron en un informe de octubre que países como Bulgaria, Chipre y Malta otorgan la ciudadanía a inversores extranjeros, y otros como España o Portugal la residencia.

España aparece como el país que más permisos de residencia otorgó desde 2013 hasta abril de 2018 a inversionistas chinos, rusos o venezolanos, unos 24.755 en total, con los que ingresó 976 millones de euros anuales, precisa.

"Corruptos y criminales pueden encontrar refugio fácilmente en Europa gracias a la opacidad y a la falta de regulación de los programas denominados 'visados dorados'", escriben las oenegés.

Según el funcionario europeo, el ejecutivo comunitario está dispuesto a "tomar medidas si es necesario" si los países del bloque no gestionan mejor este controvertido sistema.

A principios de enero, la justicia portuguesa absolvió a la mayoría de acusados de un proceso de corrupción vinculado con los visados dorados, que en 2014 obligó a dimitir al entonces ministro de Interior.

Según Transparency International y Global Witness, la UE habría "vendido" en la última década al menos 6.000 pasaportes y casi 100.000 permisos de residencia. En España, la inversión para conseguir la residencia va de los 500.000 euros a los 2 millones.

El programa de "visados dorados" era uno de los asuntos que investigaba la periodista maltesa Daphne Caruana, cuando fue asesinada en octubre de 2017.
Fuente: AFP