jueves, 13 de diciembre de 2018

Papa Francisco condena atentado en mercado navideño de Estrasburgo

El Papa Francisco expresó su “firme condena” al atentado ocurrido ayer 11 de diciembre en el mercado navideño de Estrasburgo (Francia), donde un sujeto al grito de “Alá es grande” dejó dos muertos, una persona con muerte cerebral y doce heridos, seis de gravedad.

“Con tristeza y preocupación Su Santidad el Papa Francisco se enteró del ataque que tuvo lugar anoche en el mercado navideño de Estrasburgo, que causó varias víctimas. El Papa Francisco nuevamente expresa su firme condena de tales actos” y expresa “su compasión especialmente a las familias afectadas y a todos los afectados por este ataque, asegurándoles su oración”, aseguró el mensaje enviado este miércoles 12.

El texto, enviado por el Secretario de Estado, Cardenal Pietro Parolin, afirma que “mientras confía los fallecidos a la misericordia de Dios, el Santo Padre” también agradece a los profesionales y los voluntarios “que cuidan de los heridos”.

Como promesa de consuelo, señaló, el Papa “implora la abundancia de bendiciones divinas para las víctimas, para quienes las asisten y para todos los franceses”.

Ayer, en horas de la noche, un sujeto identificado por las autoridades como Chérif Chekatt, de 29 años, disparó contra las personas que asistían al mercado navideño.

Según informó la prensa, luego de su ataque Chekatt intercambió disparos con cuatro militares antiterroristas, que lo habrían herido en un brazo. Sin embargo, logró huir y se cree que podría haber salido de Francia.

"El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio, recordándonos de manera dramática que la amenaza sigue siendo bien real", dijo el fiscal antiterrorista, Rémi Heitz, en una rueda de prensa en Estrasburgo.

Ayer martes, al enterarse del tiroteo, el presidente francés Emmanuel Macron interrumpió la reunión que tenía con un grupo de parlamentarios para seguir la situación.

Por su parte, el Parlamento Europeo, que celebra esta semana su sesión plenaria en Estrasburgo, cerró su sede por seguridad.

“El Parlamento Europeo ha sido cerrado y nadie puede salir hasta nueva orden. Eurodiputados y personal hemos recibido mails y SMS indicándonos que permanezcamos seguros dentro del edificio”, señaló en su cuenta de Twitter.

Desde el atentado cometido por el grupo terrorista Estado Islámico el 14 de julio de 2016 en Niza durante la fiesta nacional, los mercados navideños franceses están cercados con barreras que impiden la entrada de vehículos, además de controles policiales.

Francia permanece en estado de alerta después de sufrir una serie de ataques cometidos o inspirados por el grupo terrorista Estado Islámicos en 2015 y 2016, y que dejaron más de 200 muertos.
Fuente: aciprensa.com