viernes, 28 de diciembre de 2018

Más de 300 migrantes socorridos por una oenegé llegan a España

Más de 300 migrantes socorridos hace una semana frente a las costas libias por una oenegé española llegaron este viernes a la bahía de Gibraltar (sur de España), donde deben desembarcar tras una travesía por el mar Mediterráneo.

Rechazado previamente por Italia y Malta, el buque de la oenegé española Proactiva Open Arms entró hacia las 08H30 locales (07H30 GMT) en la bahía de Gibraltar y debe desembarcar en el puerto de Crinavis, en el municipio de San Roque, constató la AFP.

"Buenos días, el Open Arms ya en la bahía se dirige al punto de atraque del único puerto seguro disponible en el Mediterráneo. Misión cumplida", tuiteó el fundador de la oenegé, Oscar Camps.

Una vez en tierra firme, estos 311 migrantes (previamente la oenegé los había cifrado en 310) originarios de Somalia, Nigeria o Mali entre otros, serán acogidos por la Cruz Roja que les ofrecerá ropa, alimentación y asistencia médica si la requieren.

A continuación, la policía procederá a su identificación antes de que sean enviados a los diferentes puntos de acogida. En total, el procedimiento durará "varias horas", indicaron en la Cruz Roja.

Rescatados el 21 de diciembre a bordo de tres embarcaciones precarias, los migrantes fueron autorizados el sábado a desembarcar en España por el gobierno socialista de Pedro Sánchez, después de que hubieran sido rechazados por Italia y Malta.

Según Madrid, Libia, Francia y Túnez no respondieron a la petición de la oenegé después de la negativa italiana.

- Navidad a bordo -

Aunque Malta cerró sus puertos al buque, permitió el sábado la evacuación en helicóptero hasta la isla de una mujer y su bebé nacido en una playa libia pocos días antes de la travesía. Otro menor también fue evacuado hacia la isla italiana de Lampedusa.

Tras la autorización de Madrid, los migrantes emprendieron un trayecto de una semana hasta las costas españolas en el que celebraron la Navidad a bordo del Open Arms, como dejaron testimonio las fotos publicadas por la oenegé.

Otra embarcación de esta organización española, el velero "Astral", los reabasteció el lunes en alta mar dándoles comida, medicamentos y mantas.
A finales de noviembre, Proactiva Open Arms reanudó junto a otras dos oenegés sus misiones de rescate en la costa libia tras dos meses de suspensión denunciando la "criminalización" de su labor, particularmente por parte de Italia y su ministro de Interior de extrema derecha, Matteo Salvini.

Después del rechazo de Roma a acoger a los rescatados, Óscar Camps atacó en Twitter a Salvini.

"Tu retórica y tu mensaje tendrán un fin como todo en esta vida. Pero que sepas que en algunas décadas, tus descendientes se avergonzarán de lo que haces y dices", le lanzó.

- Primer buque desde agosto -

Es la primera vez desde hace casi cinco meses que España acepta el desembarco de una oenegé con migrantes a bordo.

Llegado al poder en junio, Sánchez dio un golpe de efecto días después acogiendo al navío humanitario "Aquarius", rechazado previamente por Italia y Malta y foco de fuertes tensiones en Europa por la política migratoria.

Después Madrid aceptó acoger en tres ocasiones el buque de Open Arms en julio y agosto antes de negarse a dejar atracar nuevamente al "Aquarius", prefiriendo negociar con otros Estados europeos la repartición de sus migrantes.

La ruta del Mediterráneo central es la más mortífera para las personas que intentan llegar a Europa con 1.306 muertos entre las costas libia y las de Italia y Malta desde comienzos del año, según el último balance de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), actualizado el 19 de diciembre.

En cambio, España es desde este verano la primera puerta de entrada a Europa para los migrantes clandestinos, superando a Grecia e Italia con más de 56.000 llegadas por mar al país desde comienzos de año. 769 murieron en la travesía.
Fuente: AFP