martes, 18 de diciembre de 2018

Acuerdo en la UE para reducir las emisiones de CO2 en más de un tercio para 2030

Los negociadores de los Estados miembros de la Unión Europea (UE) y del Parlamento Europeo alcanzaron un acuerdo este lunes para reducir las emisiones de CO2 de los vehículos nuevos un 37,5% para 2030, más que lo propuesto inicialmente.

Este compromiso político llega dos días después de que terminara la COP24 en Polonia, en la que la comunidad internacional no logró ponerse de acuerdo en los nuevos retos en materia de lucha contra el cambio climático.

El compromiso alcanzado este lunes en Bruselas está a medio camino entre las posiciones de los Estados miembros, más conservadoras, y la del Parlamento Europeo, más atrevida, y son mucho más estrictas que lo que proponía la Comisión Europea.

Los negociadores acordaron reducir las emisiones de CO2 para 2030 en un 37,5% respecto a las de 2021. El Ejecutivo europeo había propuesto una bajada de 30%, en tanto que la Eurocámara reclamaba -40%.

También se prevé un objetivo de reducción de emisiones de carbono de 31% para las furgonetas y una meta intermedia de -15% en 2025 tanto para estas como para los coches.

El acuerdo de este lunes aún debe recibir el visto bueno del Parlamento y el Consejo Europeos.

"Estoy convencida de que los Estados miembros apoyarán este acuerdo", declaró en un comunicado Elisabeth Köstinger, la ministra austríaca de Desarrollo Sostenible, cuyo país ocupa la presidencia de turno del Consejo de la UE y quien lideró las negociaciones en nombre de los Veintiocho.

El comisario europeo de Acción por el Clima, Miguel Arias Cañete, celebró los "objetivos ambiciosos" del acuerdo.

"Esto muestra claramente, una vez más, nuestro inquebrantable compromiso con el Acuerdo de París", comentó, citado en un comunicado.

En reacción, la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles expresó este lunes sus "graves preocupaciones". En su opinión, los objetivos fijados por la UE tendrán un "efecto devastador" en el empleo en la industria del automóvil.

"La industria lamenta que este objetivo para 2030 responda puramente a motivaciones políticas, sin tener en cuenta las realidades tecnológicas y socio-económicas", señaló en un comunicado.

Por su parte, la oenegé Transporte y Medio Ambiente se felicitó por el acuerdo, aunque expresó algunas reservas.

"La nueva legislación significa que de aquí a 2030, alrededor de un tercio de los vehículos nuevos funcionarán con electricidad o hidrógeno. Es un avance, pero no va tan deprisa", matizó Greg Archer.
Fuente: AFP