lunes, 17 de septiembre de 2018

Optimismo en el primer trasplante de corazón en San Jorge


El Dr. Marcos Melgarejo, del Hospital San Jorge, señaló que hace un año está en lista de espera para un trasplante cardíaco por una enfermedad terminal, el paciente de 43 años. Finalmente  fue intervenido ayer al recepcionar un donante compatible. La operación terminó a las dos de la madrugada.  Y luego de las “primeras horas están dando mucho optimismo, teniendo en cuenta  la evolución del paciente”.

Melgarejo explicó que son aproximadamente 20 profesionales los que trabajan de forma coordinada e intensamente para lograr el éxito del trasplante. “Hay un tiempo muy corto entre extraer el órgano y trasplantarlo nuevamente, es la etapa más crítica y hay que hacerlo muy rápidamente.”

Para que esto funcione “existe un trabajo permanente con el Instituto Nacional de ablación y Trasplante – INAT, quienes dan la alerta de que hay un paciente, que en este caso fue un muchacho joven tras un accidente de tránsito, con diagnostico de muerte cerebral en el IPS”. En primer lugar “el INAT hace el contacto con los familiares y una vez que se obtiene la aprobación de la donación se da conocimiento al hospital con el paciente en cuenta lista de espera”.

El profesional explicó que la extracción del órgano se realiza en el hospital donde estaba internado el paciente que fallece. Y  que “antes de hacer la ablación, la extracción, se le coloca una sustancia al corazón, para que el mismo se detenga a modo de un paro latente, protegido por esta sustancia. Con esto los profesionales tienen un tiempo no mayor a 4 horas para implantar nuevamente el corazón”.

Finalmente considera que “con la Ley Anita se tendrá un resultado muy positivo. Tendrá un impacto muy importante cuando entre en vigencia (en enero) a ayudar a que hayan más donantes y poder realizar estos procedimientos”. Recordó que con este paciente operado, se encontraron con tres potenciales donantes compatibles “en los últimos meses, pero lastimosamente la negativa de la familia hizo que no se pudiera operar. Con la vigencia de la ley se podrán realizar estos procedimientos con más frecuencia”, concluyó Melgarejo.