miércoles, 26 de septiembre de 2018

La BBC utilizó Google y Facebook para identificar a los autores de ejecución

El 10 de julio de 2018, un vídeo escalofriante empezó a circular por las redes sociales. Fueron dos mujeres y sus hijos, unos niños, son forzados a caminar por un grupo de hombres. Algunos de ellos están vestidos de civil, otros portan uniformes militares y cargan fusiles. A una de las mujeres se le puede ver cargando a su bebé en la espalda, amarrado con una manta. Son acusadas de formar parte del grupo de islamismo radical Boko Haram.

Los cautivos son obligados a tirarse al suelo, se les vendan los ojos y se les dispara 22 veces, a una corta distancia. A través de un detallado análisis forense de la grabación, el equipo de investigación de la BBC, Africa Eye, pudo probar dónde ocurrió la masacre, cuándo y quiénes son los responsables de los asesinatos.