viernes, 21 de septiembre de 2018

Hospital de Barrio Obrero opera en condiciones límites

El superintendente de Salud, de la Cartera Sanitaria, Prof. Dr. Jorge Rodas, dijo que está preparando un informe completo tras haber ingresado días atrás, al sector de Urgencia del Hospital de Barrio Obrero, en la que se percató que la situación es extrema. “La preocupación es extrema”, dijo esto “desde el punto de vista de los pacientes en primer lugar que concurren y también de los profesionales de salud” que trabajan en ese lugar. Agregó que hay ciertos límites de tolerancias que “todos manejamos, pero cuando se sobrepasa hay que tomar medidas”, sentenció.


Habló de elevar un informe al Ministro Julio Mazzoleni de forma contundente, donde demuestre la preocupación sobre la situación en ese lugar. “Hay hacinamiento, se mezclan pacientes de diferentes patologías”. El galeno mencionó un estudio donde se afirma que muchas veces, “la atención deficitaria puede ser peor que la enfermedad”.
  
Si bien mencionó que “por ley podríamos estar frente a incumplimientos de normativas, lo que desembocaría en una clausura inmediata temporal hasta que se regularicen esas situaciones”, no se puede perder de vista que el Hospital de Barrio Obrero, “es un servicio donde concurre muchísima gente y los más vulnerables, incluso una población importante de presidiarios consultan en este hospital”. Clausurar por cumplir la ley, conlleva una repercusión social, aclaró.

Si bien considera preocupante la situación del sistema de salud en general y en particular del Hospital de Barrio Obrero, prefirió no dar un juicio de valor concluyente antes de hablar con el Ministro de Salud. “Hoy tengo la respuesta clara sobre si debe o no seguir funcionando el Hospital de Barrio Obrero”, pero pidió 8 días para contestarla de forma contundente a la prensa.