viernes, 24 de agosto de 2018

Obispos dialogan sobre desafíos de la evangelización en Argentina

Los desafíos para la Evangelización y la delicada situación socio-económica de las distintas diócesis fueron algunos de los temas tratados en la 180° reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

El encuentro del 21 y 22 de agosto fue presidido por el Presidente de la CEA, Mons. Oscar Ojea, y contó con la presencia de los obispos presidentes de las comisiones episcopales y delegados pastorales regionales. También participó el Nuncio Apostólico, Mons. León Kalenga Badikebele.  

Respecto al actual sistema de sostenimiento del culto los obispos acordaron profundizar alternativas y estudiar propuestas “con el fin de ir resignando de manera gradual, las asignaciones que reciben los obispos de parte del Estado Nacional”.

Lo anterior será estudiado a partir del informe presentado por la comisión compuesta por la Jefatura de Gabinete del Gobierno Nacional, la Secretaría de Culto y la CEA.

Los obispos también trataron los avances y perspectivas del camino sinodal, la pastoral al servicio de la vida y dieron a conocer una carta con motivo de la inminente beatificación de Mons. Enrique Angelelli, el P. Carlos Murias, el P. Gabriel Longueville y Wenceslao Pedernera.

También se designó a los nuevos secretarios ejecutivos y miembros de comisiones episcopales.

De esta forma, Marcela Villares participará en la Pastoral de Migrantes e Itinerantes; el P. Carlos Paraviccini en Catequesis, Animación y Pastoral Bíblica y María Florencia Marfía, en Vida Consagrada.

También, el P. Tomás Barbero, en la Pastoral de la Salud; el P. Jorge Pelizardi y P. José María Recondo como peritos para el Secretariado Nacional para la Formación Permanente; y el diácono Wenceslao Gómez como Secretario Adjunto de la Comisión de Ministerios para la Sub-Comisión de Diaconado.

Al término de la reunión, los Obispos presentaron una carta dirigida al Papa Francisco donde expresaron su adhesión y compromiso en la lucha contra los abusos sexuales dentro de la Iglesia.
Fuente: aciprensa.com