martes, 5 de junio de 2018

Que la familia sea un lugar para Jesús, alienta Cardenal en Corpus Christi

En la Solemnidad del Corpus Christi, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, alentó a los fieles a esforzarse cotidianamente para que la familia sea siempre un lugar para Jesús.

Ante miles de fieles presentes en la Plaza Mayor de Lima el domingo 3 de junio, el Cardenal Cipriani dijo en su homilía que cada familia debe ser “un lugar para ti (Jesús) para que nos des tu bendición”.

El Purpurado pidió al Señor “de manera especial por las familias, por los papás, los abuelos, los hijos, nietos. En esta procesión pública rendimos nuestro homenaje de amor. Te lo pedimos en este momento de fe como siempre lo han hecho nuestros antepasados”.

El Arzobispo de Lima dijo que la unidad a la que invita la Eucaristía “es mucho más que una idea. Es una manera de vivir, es un modo en el que cuando lo contemplamos, lo recibimos, aprendemos de su humildad y nos volcamos a los demás”.

Cuando esto sucede, continuó, “ya no hay violencia, no hay envidias, sino un deseo de que este país, de que esta Iglesia, sea una familia unida en la Eucaristía”.

El Cardenal dijo que en este tiempo de “oscuridad en la fe”, el Señor llega a dar su luz porque “Dios no abandona” y “renueva la confianza” en los padres de familia y en sus hijos.

El Arzobispo alentó luego a los sacerdotes a cuidar las capillas del Santísimo que hay en las casi 120 parroquias de Lima y que hacen de ella una “ciudad eucarística”.

“Sacerdotes, cuidemos esas capillas del Santísimo, hagamos esa alianza con Él, con esos grupos de oración para que el barrio entero, la ciudad entera vean como se encienden esas luces en todos los barrios de la ciudad, en todos los rincones. No hay ricos y pobres, no hay lugares alejados o cercanos, Jesús está en todos los rincones de esta ciudad, ciudad eucarística”, exhortó.

El Cardenal Cipriani también recordó a Eyvi Ágreda, una joven de 22 años que falleció el 1 de junio, días después de que Carlos Javier Hualpa le arrojó combustible y le prendió fuego. El Purpurado pidió fortaleza para su familia y rechazó la violencia contra la mujer. “No podemos nunca actuar de esta manera”, expresó en relación al ataque que sufrió la joven.

“María, te pedimos especialmente por Eyvi Ágreda. Señor, Madre mía, protégenos, enséñanos a vivir de otra manera. Danos ese cariño y ternura que pone la mujer, esa fortaleza que pone la mujer. Donde está Jesús siempre está María, y donde está María está José, la Sagrada Familia”, agregó.

El Purpurado también hizo una especial oración por el Arzobispo de Huancayo, Mons. Pedro Barreto, que el próximo 28 de junio será creado cardenal, “para que Dios lo asista y siempre sea un elemento al servicio de Dios y su Iglesia”.
Fuente: aciprensa.com