lunes, 5 de marzo de 2018

Cerro perdona a Capiatá y cede empate en el final

Cerro Porteño no pudo en su casa y empató 2-2 con Capiatá por la fecha 5 del torneo Apertura. El Ciclón sigue dejando puntos importantes en el camino y llega obligado al superclásico frente a Olimpia, el robustecido líder del certamen.

Cerro Porteño y Capiatá empataron 2-2 en La Nueva Olla por la fecha 5 del campeonato Apertura. El Ciclón tuvo mejores chances en el compromiso, pero no sentenció y llega obligado al superclásico del fútbol paraguayo que se jugará el próximo sábado.

El delantero Alfio Oviedo y el volante Jorge Rojas marcaron los goles del elenco de Barrio Obrero. Por su parte, Julio Rodríguez anotó las dos conquistas del equipo de Gustavo Florentín. El segundo desde el punto penal, sancionado por mano de Insaurralde.

El partido. Sin mucha historia se selló el primer tiempo en Barrio Obrero. El que más intentó fue el elenco azulgrana, pero se repitió contra el entramado defensivo que tejió el Escobero en zona defensiva. La claridad solo se vio cuando la pelota pasó por los pies de Rodrigo Rojas, protagonista también de las dos acciones más peligrosas.

Cerca de cerrarse el primer cuarto, el capitán azulgrana hizo un control orientado dentro del área y desenfundó un remate peligroso que pasó a centímetros del palo (12 m). Parecía que el encuentro despuntaba al fin, pero volvió a su estado inicial, una meseta interminable del que salió en los últimos minutos.

En ataque, Alfio Oviedo tuvo un rendimiento bajo, muy gris en el primer tiempo. Y Churín debió abandonar su medioambiente para entrar en contacto con la pelota. Esto debido a que Alan Rodríguez y Jorge Rojas ganaron o sirvieron poco desde los costados, situación mejorada desde el ingreso de Cristian Insaurralde (31 m).   

Capiatá, por su parte, priorizó un esquema defensivo y esperó el contragolpe para meter los zarpazos. Julio Rodríguez y Dionicio Pérez insinuaron bien, se mostraron siempre, corrieron mucho, pero estuvieron muy desamparados en la zona de ataque.

No obstante, el visitante casi metió el gran golpe como respuesta a otro disparo de Rodrigo Rojas, cerca del descanso tras un centro de Maicol Fernández, que casi termina en un golazo de taco del mediocampista Alexis González (46 m). Con el marcador en blanco, el juego partió a los vestuarios.

El complemento se vivió con gran intensidad. Cerro entró con determinación y creó preocupación con un cabezazo de Diego Churín, que dejó pasar una chance clara de gol. Poco después el equipo local logró quebrar la lata con una anotación de Alfio Oviedo, en una especie de reivindicación del goleador (60 m).  

El Escobero no se quedó estático y adelantó sus líneas para buscar el empate. Antes de la desventaja ya había amenazado con un remate de Hugo Aquino, que se estrelló en el palo derecho. Y el premio a la obstinación se dio a los 74 minutos mediante la conquista de Julio Rodríguez.

El partido ingresó en la faceta más emotiva y con la obligación para el equipo de Luis Zubeldía. El entrenador del Ciclón arriesgó todo, prescindió del defensor Ignacio Pallas y mandó para la creación de juego a Hernán Novick. Antes de ver el resultado de la modificación, Cerro encontró el segundo tras una arremetida de Jorge Rojas (78 m).

En medio de esta coyuntura, Capiatá levantó las trincheras en el mediocampo y defendió con pocos hombres en zona defensiva. El Ciclón perdonó con Churín y volvió a sufrir otro empate, el definitivo, el logrado desde el punto penal por Julio Rodríguez tras una mano de Insaurralde.
Fuente: d10.com.py