jueves, 23 de noviembre de 2017

El régimen castrista mostró su apoyo a la dictadura de Corea del Norte que amenaza al mundo con sus armas nucleares

El canciller Bruno Rodríguez comunicó la postura del gobierno de Cuba luego de la visita a La Habana de su par norcoreano Ri Yong Ho. También expresó su rechazo a las sanciones impuestas por la ONU y las definió como "medidas coercitivas contrarias al derecho internacional".

La dictadura cubana, uno de los pocos aliados del régimen de Kim Jong Un, abogó este miércoles por la "paz y la estabilidad" en la península coreana y el "diálogo" para reducir las actuales tensiones entre el régimen de Pyongyang y Estados Unidos.

Al recibir en La Habana a su homólogo norcoreano Ri Yong Hoel canciller Bruno Rodríguez le "reafirmó la posición de Cuba en favor de la paz y la estabilidad en le península de Corea, considerando que solo a través del diálogo y las negociaciones se podrá lograr una solución política duradera", señaló el telediario local.

Asimismo, Rodríguez "expresó el rechazo a las certificaciones y dictados unilaterales del gobierno de Estados Unidos, que sirven de base a la aplicación de medidas coercitivas contrarias al derecho internacional".
Ho, quien llegó el lunes a La Habana pero comenzó una visita oficial este miércoles, destacó "el agravamiento de la situación en la península coreana por el incremento del uso de las fuerzas militares de los imperialistas" y "la importancia de las relaciones entre dos países que construyen el socialismo", según la televisión cubana.

La visita de Ho se produce en momentos en que Pyongyang y Washington mantienen un fuerte enfrentamiento diplomático
 por las numerosas pruebas balísticas y nucleares realizadas por el país asiático, con la amenaza potencial de que puedan alcanzar territorio estadounidense, la más reciente el 3 de septiembre.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el lunes la reincorporación de Corea del Norte en la lista de países que patrocinan el terrorismo, en un nuevo paso para fortalecer el aislamiento internacional del gobierno de Pyongyang.

El 23 de septiembre pasado, el canciller Ho dedicó su discurso ante la ONU a fustigar a Trump y a expresar "un fuerte apoyo y solidaridad con el gobierno y el pueblo cubano".


En mayo, el dictador Raúl Castro expresó su solidaridad con Pyongyang al líder sindical Ju Yong-gil, quien visitó La Habana.
Fuente: infobae.com