lunes, 27 de noviembre de 2017

Directo al título: La cumbia de Leonel deleita a la mitad más uno del país

A La Nueva Olla repleta por su pueblo entusiasmado, el Ciclón respondió un 4-1 con baile y no dejó pasar la oportunidad de dar otro paso más hacia el trofeo del Torneo Clausura. A falta de dos fechas para su culminación, Cerro Porteño precisa hacer 1 solo punto para ser campeón.
  La afición enardecida por el momento del equipo copó desde tempranas horas el General Pablo Rojas para ver en acción a su Cerro Porteño, club que por la vigésima fecha del presente campeonato recibía la siempre complicada visita del Sportivo Luqueño.

Línea de 3 en el fondo, Luqueño fue quien intentó salir a presionar alto, buscando sorprender a la defensa azulgrana; ésta última supo salir rápido de contragolpe y con un poco de fortuna, entre Josué Colmán y Óscar Rúiz lograron habilitar al atacante Alfio Oviedo, quien a la carrera se metía al área.

Ahí, "el Espectro del gol", ante la desparramada zaga auriazul, quedó en posición privilegiada frente a José Aquino y sin pestañear, de primera, fusiló al portero, que nada pudo hacer para evitar la tempranera caída de su valla (11').

Con el tanto en contra, el conjunto visitante volvió a tomar la iniciativa. Ya a esa altura, el entrenador Javier Sanguinetti había quemado su primera variante y modificado el diagrama, puesto que Nelson Cabrera ingresó por Juan Escobar (lesionado, 8') y ubicó una confundida contención en el fondo.

Sin embargo, en el pórtico ubicado hacia la Avenida Novena, Antony Silva no supo de apremios a lo largo de la etapa inicial y en consecuencia el Ciclón supo ampliar la diferencia.

Fue por intermedio de Óscar Ruíz, quien en una fabulosa racha de 6 anotaciones en sus últimos tres partidos, conectó en solitario un tiro de esquina de Santiago Arzamendia y superó la floja reacción de Aquino para el delirio local (30').

Posteriormente Diego Churín dejó el campo con una molestia en la rodilla derecha, así que Jorge Rojas tomó su lugar en el onceno y transformó el 4-4-2 de entrada en un 4-4-1 que aportaría mayor velocidad a los dirigidos por el cafetero.

En la complementaria, el "Chanchón" volvió a intentar la presión alta, logrando el descuento, casi desde el vestuario, con gol de Julio Dos Santos (54'). Tanto número 73 en el fútbol paraguayo para Dos Santos (70 con Cerro), siendo este el primero que le marca a su exclub.  

No obstante, en su peor momento deportivo, Jorge Mercado sancionó una falta penal para el Ciclón. El mismo Jorge Rojas fue el encargado de cambiarlo por el tercero del encuentro, tanto que devolvió la confianza al conjunto de un Leonel Álvarez que ya sobre final hizo gala de ser un equipo sólido en retaguardia y sumamente claro arriba, en pos de animar la fiesta a fuerza de goles para más de 44.000 personas en las tribunas.

Así, sobre los 82', Óscar Ruíz cerraría una noche de ensueño marcando el cuarto y definitivo del partido, tras una gran jugada colectiva arropada por el "Olé, Olé, Olé" de las incontables almas presentes que ahora festejan al ritmo de la alegre cumbia bajada directamente desde Colombia. Doblete personal de Ruíz, cada vez más clave en esta recta.

El resultado final deja al Ciclón firme hacia la conquista del título Clausura, con 6 puntos de diferencia sobre Olimpia, mientras que, por ahora, Luqueño queda fuera de toda competencia internacional en el 2018, entre noveno y décimo en la tabla acumulativa.
Fuente: d10.com.py