lunes, 2 de octubre de 2017

ÚNICA SOLUCIÓN ENTRE EL GOBIERNO DE CATALUÑA Y ESPAÑA ES EL DIALOGO

El Padre Cristóbal López, quien se encuentra en Sevilla, España y fue superior Salesiano en Paraguay, comentó que ayer en Cataluña hubo un referéndum que no era legal, porque el Tribunal Constitucional anuló las leyes que lo convocaban y las autoridades que lo tenían que sindicar y controlar. Este llamado a referéndum para la independencia de Cataluña. Aún en contra de “las prohibiciones y a pesar de todo, el referéndum se llevó a cabo, en condiciones precarias”, aclaró. Resaltó que “cualquiera podía votar en cualquier sitio, no había colegios electorales definidos”.

El Padre López agregó que Cataluña son aproximadamente siete millones de habitantes y que “al parecer dos millones fueron a votar”. Ante la ilegalidad, la policía nacional y la guardia civil, “se opusieron tenazmente a que se desarrollase este acto de votación”. En algunos sitios se desarrolló con cierta normalidad y “en otros fue imposible”. En bastantes sitios hubo violencia. “La policía por la fuerza hizo salir a la gente”. El gobierno Catalán señala que hubo más de 800 heridos, “al parecer 2 revisten cierta gravedad”.Si bien se habla de más de 2.200.000 personas que fueron a votar y el 90% por la independencia, “hay que poner en interrogante porque no se ha hecho un escrutinio con testigos”, además “las urnas no eran transparentes, algunos votaron en dos sitios, no quiero quitarle valor a lo hecho, pero no fue un referéndum en condiciones”, señaló el prelado.

El Padre Cristóbal mencionó que las dos partes, a favor y en contra, “tienen su lógica por eso creo hay que escuchar las dos campanas”. Aunque se percibe que “gran parte del resto del pueblo español no acepta, que Cataluña sea una nación”. Explicó que Cataluña se considera con elementos “culturales e históricos, una lengua que les hace sentirse nación”. “Hay una parte que se resiste a aceptar que España pueda ser una nación de naciones o Estado plurinacional”.

Finalmente resaltó que “las cosas están verdaderamente tensas. Mañana se llama a una huelga general convocada en Cataluña”. Mucha gente que no se sentía independentista, ahora está enervada al ver el tratamiento de la policía a personas indefensas y mañana puede haya mucha más gente. “Ya no es cuestión de independencia, sino por el cese de toda violencia, por el respeto de los derechos humanos”.

Si en 48 horas los gobernantes de Cataluña, a través de su parlamento proclaman la independencia, “no sabemos qué consecuencias puede tener a nivel político, social y militar”. Puede pasar todo, “cosas buenas es difícil porque están las posiciones muy encrespada”. La “única solución es el dialogo sincero, que lleve a pactar. Es lo que no se ha dado,… El dialogo es lo que no se ha dado entre el gobierno central y el gobierno catalán, generando esta situación de ruptura y enfrentamiento total”, dijo que “Dios quiera que no lleguemos a cosas peores”.