jueves, 28 de septiembre de 2017

EL CERRO LEÓN ES UNA JOYA ÚNICA ASÍ COMO ESTÁ

El investigador Jaime Báez, es un geólogo que realizó varias incursiones en la región occidental, Chaco Paraguayo. El especialista habló acerca de la hipótesis que tiene una alta probabilidad de ser demostrada, y en la que señala  “que parte del Chaco pertenecería a una cuenca de impacto por meteoritos”. Hace aproximadamente 410 millones de años, “al menos 2 meteoritos o tal vez 4 impactaron”. En el 2016 pudieron apreciar evidencias del Cerro León mismo y “las evidencias sugerentes que había diamantes”, señaló Báez.

El geólogo tras estudios laboratoriales “confirmó que eran diamantes” separando los cristales de la roca, con un proceso químico, la confirmación hablaba de “abundancia de diamantes de impacto”. Sobre esto detalló que los diamantes de impacto se forman por “ultra altas presiones y a ultra altas temperaturas”. Para el investigador no hay dudas que esta sea “una zona de gran impacto de meteoritos”. Los alrededores del Cerro León son estructuras gigantescas, que la mayor tiene unos 510 kilómetros de diámetro. Serían tres conjuntos llamados cuenca de impacto del Cerro León y se extiende en parte del territorio de boliviano, argentino y “80% está en Paraguay”.

Cuando hace millones de años se dio el impacto, había agua poco profunda y “el carbonato de calcio o magnesio aglutinaba los granos que por presión y temperatura tremenda, se transforma en segundos en diamantes”, comentó que ahora la meta es ver si en esa zona de Vallemí, específicamente San Lázaro (Concepción), también alguna parte se transformó en diamante.

El investigador considera que lo mejor que puede hacerse es explotarse El Cerro León, pero desde el punto de vista turístico, ya que “podría tratarse de uno de los mayores cráteres de impactos de la tierra”. Al menos hasta la fecha no existe “a nivel mundial, el conocimiento de impactos múltiples acá tenemos varios entrelazados, es algo único de orgullo y por el tamaño ni que decir, por si fuera poco diamantes de impacto abundante”. Comentó que en Estados Unidos “hay un cráter de 1200 metros de diámetro y ellos explotan extraordinariamente eso”. Según Báez la nueva geología que se está imponiendo es la de impacto, y este sería el mejor lugar para entender este fenómeno. “Hay que seguir los estudios, hay que fomentar y publicitar para captar gente que quiera conocer”.

Finalmente Jaime Báez mencionó que estos impactos producen abismos de hasta 10 mil metros de profundidad y en ese lugar se levanta una montaña que puede ser dos veces mayor que el mismo monte Everest, sólo que con el tiempo se va precipitando y “queda una gran montaña enterrada, una partecita que es hoy el Cerro León”.