miércoles, 5 de abril de 2017

Comunicado de la Red Nacional de Emisoras del Paraguay

La RED NACIONAL DE EMISORAS, una entidad de organizaciones y medios de comunicación educativos, se dirige a la ciudadanía a fin de expresar que está acompañando con todas sus asociadas los últimos acontecimientos en nuestro país. Los hechos de violencias nos producen mucho dolor y, en la ciudadanía, una gran confusión y división, que es totalmente infructuosa.
Los actos violentos del viernes pasado han sido consecuencias del tratamiento de un proyecto de enmienda que posibilitaría la inclusión de la figura de la reelección en la Constitución Nacional. En el mismo seno parlamentario se ha producido una gran división, aunque tanto defensores como detractores del proyecto no cuentan con la altura moral que pueda dar legitimidad a sus acciones, y abriéndose así dudosas e interesadas interpretaciones jurídicas.

Las acciones de violencias registradas en las calles son condenadas por nuestra organización, aunque, de algún modo se podría comprender, pero no aceptar como método de solución de nuestros problemas. Y, como dice el Santo Padre, Papa Francisco, esta crisis tiene una raíz política. Es en el seno de una entidad altamente política, el Parlamento, y en los liderazgos políticos donde se inician estos actos que nos llevan a lamentar de nuevo la muerte de jóvenes y heridos. Nuestro acompañamiento a los familiares y amigos de Rodrigo Quintana, un joven idealista que ha venido a expresarse como ciudadano ante los hechos originados en la Cámara de Senadores y fue brutalmente ejecutado por la fuerza de seguridad pública. Acompañamos la movilización ciudadana que se realiza en todo el país e instamos a que en el uso de este derecho constitucional siempre reine la cordura, como se ha demostrado anoche frente al Parlamento donde concurrieron miles de ciudadanos y ciudadanas. La mayoría joven.

Instamos a los líderes políticos, quienes tienen la responsabilidad de dirigir un partido o movimiento político y a quienes ocupan cargos en los poderes del Estado a acudir al llamado de diálogo instado por el Papa Francisco y la Iglesia Paraguaya para encontrar salidas a esta crisis. Esta es una responsabilidad histórica que les corresponde. Es necesario agotar instancias de diálogos que pueden impedir el aumento de la violencia y en consecuencia la pérdida de vidas. Este diálogo debe darse en el marco del respeto y no agraviando u ofendiendo o descalificando a la contra parte, y debe ser sin condicionamiento político alguno, sí con los condicionamientos constitucionales. El Santo Padre con nuestra Iglesia está tendiendo un puente de diálogo y no muros de división. Nuestro país es uno de los más desiguales del mundo y requiere, urgentemente, la atención de los líderes políticos y todas las instituciones del Estado. Es imperativo deponer actitudes que puedan dañar nuestra Constitución Nacional y las instituciones de nuestra República.

Apelamos a la conciencia de los que dirigen los tres poderes del estado, ante el grave peligro y funestas consecuencias que puedan generar cualquier cambio indebido dentro del marco constitucional Nuestra Red Nacional de Emisoras se compromete, como parte de la ciudadanía, desarrollar campañas que busquen la paz social, sobre la base plural como está compuesta nuestra sociedad, con respeto de los derechos humanos, económicos, sociales y culturales.
Asimismo, acompañamos la iniciativa de la Iglesia de convocar al diálogo entre todas las partes y nos unimos en oración para que el Señor, Creador de todo, para que cualquier iniciativa y pasos en el mundo de la política o la economía sean encauzados mediante el diálogo profundo y fructífero. RED NACIONAL DE EMISORAS EDUCATIVAS –PARAGUAY Asunción, 4 de abril de 2017.